Custodias Compartidas y Derecho de Familia

Cuando se hace referencia a la custodia compartida, esta no es más que uno de los regímenes o formas de guardia y custodia que se contempla dentro del derecho de familia, y es atribuido a ambos progenitores. Esta es considerada por los profesionales como una de las opciones más beneficiosa cuando se trata del correcto desarrollo de los hijos menores.

Se debe tomar en consideración que, cuando se habla de la guarda y custodia, ello es totalmente distinto a lo que significa la patria potestad, ya que ésta última hace referencia a la representación general y administración de los bienes de los hijos menores de edad y va a depender de la edad mínima para una custodia compartida.

De manera que, sólo por el hecho de ser padre o madre, ya contaras con la patria potestad sobre tus hijos menores de edad, aunque para ello también existen diversas causas de privación. En el caso de la Guarda y custodia, esta se encuentra centrada en la convivencia habitual y diaria con los hijos que aún son menores de edad.

De darse una separación o un divorcio, se estima que de manera normal ambos progenitores cuenten con la patria potestad, mientras que la guarda y custodia puede ser atribuida a uno de los dos, es decir, una custodia monoparental, pero si esta se le asigna a ambos, se trata de una custodia compartida.

Custodia compartida

Desde el momento en que se interrumpe de firma legal la vida en común de una pareja, la custodia de los hijos que aún son menores de edad podrá ser compartida entre los progenitores. Es decir, todo lo concerniente al cuidado, la educación y, en general, a todo lo relacionado con la convivencia habitual de los hijos menores, esta puede ser atribuida a ambos progenitores, bajo las mismas condiciones y derechos. De esta manera, los hijos menores podrán contar con la compañía de sus dos progenitores en períodos que serán alternos, y pueden ser en quincenas, meses, trimestres, u otras posibilidades.

Anteriormente, cuando se hablaba de la custodia exclusiva o monoparental la cual sólo es atribuida a uno de los progenitores, se había convertido en la opción mayoritaria. Sin embargo, se hizo cada vez más frecuente el establecimiento de un régimen de custodia compartida. En la actualidad, cuando se trata de este tipo de custodia, está ha ido ganando terreno al menos en España durante los últimos años, pasando a representar el 33,8% de las custodias que se han otorgado en España durante el 2018.

Edad máxima para la custodia compartida

La custodia puede ser otorgada al progenitor que así lo prefiera a partir de los tres años, o bien, esta puede ser solicitar compartida. Se debe tomar en consideración, que quien solicita la custodia, debe contar con la madurez suficiente para proveer al niño de todas sus necesidades. Pero si el niño tiene más de 12 años, el mismo puede declarar con quien desea estar, si es con el padre o con la madre. Todo girará entorno a con quien se sienta mejor. En función a ello, el juez tomará en cuenta al pequeño y sus necesidades.