Honduras: Economía que aumenta y además empobrece

Honduras todos los días reporta las peores condiciones de vida para sus ciudadanos; luego de casi 8 años del golpe de estado militar en contra del expresidente Manuel Zelaya, quien es recordado como el primer éxito de la contraofensiva conservadora dentro de la región en el siglo XXI, Honduras luego de haberse visto debilitada por su frágil institucionalidad cada día reporta peores condiciones de vida para sus ciudadanos, tanto así que los hondureños son los más infelices dentro de América Latina, de acuerdo a lo que dice el último informe mundial de la felicidad publicado el pasado marzo por la Organización de las Naciones Unidas.  

En el estudio se analizan numerosos indicadores, como el sistema político, inversión pública, corrupción, educación o el sistema sanitario de más de 150 países, para su elaboración este año se han utilizado datos entre los años 2014 y 2016. Si nos quedamos con el frente macroeconómico, es bastante notorio que este país centroamericano parece haber experimentado una recuperación moderada desde la crisis financiera vivida en el año 2008, que salvó al siguiente año luego de la crisis política producto del derrocamiento de Zelaya, ha reportado una expansión promedio del PIB en un 3%, para el año 2017 está previsto que crezca un rango no menor del 3,5%, siendo impulsado principalmente gracias a las exportaciones y elevados ingresos por remesas.

Los pronósticos positivos alienta al Fondo Monetario Internacional a ayudar a Honduras en medio de su pequeña crisis, esta es una institución que el pasado 22 de mayo ha enviado misiones económicas a Tegucigalpa para poder discutir las diferentes perspectivas económicas, además de hacer la quinta y penúltima revisión de los resultados de la implementación durante el año 2016 y el primer trimestre del año 2017, del acuerdo económico que se ha firmado en diciembre del año 2014 el cual tiene vigencia hasta finales de este año.

A través de ello este programa se impulsó el alza de impuesto regresivos para la población como el IVA, lo que pasó del 12 al 15% al igual que el aumento de los impuestos a los derivados del petróleo que significaron ingresos millonarios al  Estado, pero que en lugar de reinventarlos en mejoras productivas esto fueron utilizados como un parche para el hoyo fiscal, por su parte diversas minorías económicas privilegiadas siguen gozando de diferentes excepciones fiscales.

En el documento hecho al terminar la visita de los hombres de negro del FMI, el organismo que se encuentra dirigido por Christine Lagarde y numerosos profesionales con postgrados MBA especializados en finanzas, este alentó al gobierno del conservador Juan Orlando Hernández, actual candidato a repetir posición como presidente de Honduras, a continuar con sus estrategias de políticas macroeconómicas, tributarias y financieras con las que lograr un crecimiento cada vez más “sólido e incluyen”. Habitualmente esta evaluación y sus consiguientes consideraciones dejaron por fuera asuntos en corte estructural que aquejan en la economía real hondureña, expuesta y vulnerable a cualquier choque externo, así como las cifras que dan cuenta de este modelo se sostiene sobre la base de un crecimiento empobrecedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *